La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Canción actual: Cargando ...
Título de la señal:

Cargando ...

VOLVEMOS EN SEPTIEMBRE

 En Septiembre volvemos con nueva programación, nuevos Especiales y más Música...

Sigue>>

 

VINILOS

Descubre nuestra selección de discos de vinilo especialmente realizada por el equipo de Camelot Radio.es.

Sigue>>

HITS & OLDIES DESDE 1950

ESCÚCHANOS EN...

Streamitter.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EQUIPO

 

 

 Rey Arturo

(Miguel A. Cordones)

La música siempre ha definido momentos en mi vida aún antes de aparecer en este planeta. Claro que resulta algo extraño comprender como era esto pero en el proyecto materno y desde mi humilde cubículo de gestación, ya escuchaba a elementos que después formarían parte integrante de mi vida. Tanto que la vida propiamente realizada en el planeta ya carecería de sentido sin ellos.

Dichos elementos respondían a nombres tan extraños como BachMozart, Beethoven, Chopin, Vivaldi o Schubert.

Y el hecho de alcanzar la luz planetaria llegó un día fronterizo entre el invierno y la primavera del año 1962. 

La etapa de crecimiento, aparte de Cola-Caos, Tigretones, calentitos y jamoncitos, discurriría musicalmente –que ello es lo que nos interesa, oye- con otros elementos ya menos clásicos como The Beatles, Scott Walker, Burt Bacharach, Todd Rundgren ó Frank Zappa.

Después llegó la pasión por el séptimo arte y sobre todo, a la pus pubescente edad de 15 años, el devaneo de fan de Star Wars –aunque antes ya me había devaneado bien los sesos observando el evolutivo desarrollo del ser supremo en 2001 Una Odisea Espacial de Kubrick preguntándome porqué el hueso se transformaba repentinamente en nave espacial -, para más tarde acercarme a los clásicos y hoy por hoy poder decir que no podría vivir sin mis adoptados padres cinematográficos Wilder, Ford, Kubrick o Hitchcock, entre otros.

Pero volviendo a la realidad radiofónica –que en el fondo es la excusa de esta Bio- mí carrera en las ondas comenzó un verano de 1985 cuando en una emisora llamada Radio Aljarafe requerían locutores para cubrir el veraneo de los jefes. La idea tenía su gancho: crear un programa semanal donde los locutores serían los propios oyentes interesados en la realización de un programa de radio presentado por ellos mismos. Bingo! De esta manera borraban de un plumazo la nula continuidad veraniega de la emisora pues un verano en la radio es muerte asegurada si no hay locutores. Así que los ganadores de aquel programa semanal realizarían posteriormente labores de control y locución en la emisora nutriéndose ésta de esos sudores para rellenar su parrilla.

Era la época cuando la gente perdía el culo por hacer un programa de radio aunque no recibieran remuneración económica alguna a cambio. De todas formas quedaba la ilusión, la pasión y…los ligues de radio.

Más tarde, ya en el año 1991, y después de haber trabajado por tres años en la orquesta Mare Nostrum –donde entre otras cosas aprendí que ser el “florero técnico” servía para aprender lo que eran las revers, los ecos, los acoples, los montajes de escenario, el monitoraje y sobre todo, los requerimientos del “live show” -  apareció en el horizonte “la oportunidad”: una sustitución para la cadena Radio 80, posteriormente M-80 y ahí podríamos decir que comenzó mi etapa profesional. Tanto en el lado del micrófono, como en el de la mesa de mezclas, las emisoras se fueron sucediendo en mi trayectoria hertziana pasando luego por etapas formativas en Onda Cero, Radio España o InterEconomía.

En el año 2006 tuvo lugar el montaje técnico de la emisora comunitaria Radiópolis, con capital de los ciudadanos de Sevilla, donde se llegaron a crear también talleres de radio para varios grupos de alumnos, ejerciendo quien suscribe, labor docente.

Los programas desarrollados a lo largo y ancho de mis etapas como locutor de programas musicales han sido diversos. “Blanco y Negro” era un espacio dedicado al Rock blanco y al Soul negro. “Al Final de la Calle” se desarrollaba en un ghetto negro de Harlem. “Capitán Canguro” era un formato musical en el que se viajaba a un futuro cercano desde donde un locutor con un intercomunicador iba presentando música desde su futuro lejano. “Ídolos en Blanco y Negro” desarrollaba biografías de músicos del Rock. “Esto Es Hollywood” era un programa de actualidad cinematográfica…

Ahora, en esta nueva etapa que se abre con la radio por Interntet, puedo decir que yo y mis compañeros, hemos tenido realmente verdaderas satisfacciones en forma de libertad creativa a la hora de desarrollar nuevos programas ya que la libertad es lo último que le queda al comunicador radiofónico. Si se le priva de ella, realmente no se es nada. Y ese espíritu es el que preside cada día Camelot Radio. Apostando desde la realización de programas libres que pueda crear cualquier persona interesada, hasta la recuperación de algunos programas míticos de siempre y que a todos llena de satisfacción volver a escucharlos.

Sin más…decir aquello tan manido de…!Que la radio te acompañe!    

Y si es Camelot Radio, pues, mucho mejor, ¿no creen?         

 


 PROGRAMAS:

Banda Sonora, Al Final de la Calle, El Ermitaño, Una Parada en el Andén, La Alcachofa Eléctrica, Sala de Música, La Bodega del Jazz y Especiales Musicales.  

 


 

 

Lancelot

(Marcelo Romero)

Nací un nublado día de otoño de 1962 en la localidad Sevillana de Villanueva del Río y Minas.
Ese día -me comentan mis ancestros- Elvis Presley actuaba en el Star Club de Hamburgo y yo estaba jugando con una pistola -no diré de que clase-. Desde ese momento supe que la pasión de mi amado Elvis por las armas y esa increíble coincidencia me harían amar su música para siempre aunque nunca haya pegado un tiro.
Por otra parte, los espontáneos sonidos que salían de mi garganta ya hacían palidecer a los vecinos quienes sorprendidos por mi admirable forma de cantar por Elvis a tan temprana edad harían llamar rápidamente a Valerio Lazarov para que apareciese en uno de sus programas setenteros de TVE. Lástima que, cuando Valerio iba subiendo las escaleras de mi casa para conocerme, tropezó con unas canicas que, accidentalmente había dejado olvidadas en los escalones, lo cual hizo caer a Mr. Lazarov por el hueco de la escalera desde un tercer piso. Afortunadamente no le pasó nada aunque posteriormente declararía que ese accidente le había hecho ver el suelo desde otra óptica: la del Zoom. 

 

Comencé en esto de la radio el mismo día en que tuve el accidente de conocer a Miguel Cordones -Rey Arturo- y fue en un lejano año 1987. Ambos hacíamos lo que podíamos en la emisora llamada Radio CoCo desde Sevilla y para el resto de la campiña. Posteriormente me desplacé a Radio Sur Andalucía y más tarde hasta Radio Alegría donde conocería a la persona que más quiero en este mundo junto con mi hijo Emilio y antes que a mi rey Elvis, mi esposa Mercedes, quien también se dedicaba a la radio. 

Más tarde fui descubriendo que mi pasión por la radio también servía para ayudar económicamente a mi familia, así que continué embarcado en este apasionante mundo de las ondas recalando en puertos como Amanecer Radio, Onda 10, Onda Cero y Cadena Ibérica, emisora esta última donde conocí a Jordi Rodríguez -Merlín..."voy a por tí, Merlín..."-.
Siempre realizando programas musicales y de entretenimiento apropiados y acordes con mi registro vocal.

Actualmente me dedico a otros menesteres más alejados del mundo de la radio pues la globalización también ha llegado a las ondas y los recortes, cierres, jubilaciones y en menor medida las conversiones de las cadenas en simples hilos musicales dirigidos desde sus centrales escrutinizadoras hacia el resto del territorio nacional, hacen que poco a poco se vaya perdiendo el espíritu primigenio que nos ilusionó a todos aunque las ganas por seguir creando nunca nos falten. Y ahora, en esta nueva era de la radio por Internet tengo el orgullo de contar con mis compañeros de toda la vida para seguir imaginando, ejecutando y verbalizando programas. 

 


 PROGRAMAS:

Rock Alrededor de Camelot, Los Años de la Movida, Camelot Disco,

La Alcachofa Eléctrica, El Guateque y Especiales Musicales.  

 


 

  

Perceval

(Carlos San José)

Nací un 21 de Junio del año 1968, y según mi carta astral, mi dedicación en la vida siempre estaría ligada a la comunicación y a las letras. Por eso, siempre he buscado la radio para comunicarme, y monté una editorial con mi mujer, para estar rodeado de libros.

El gusanillo de la radio me lo creó el maestro de las ondas, Antonio José Ales, con su programa “Medianoche”, líder de audiencia de la radiodifusión española y donde conocimos el misterio y el terror de la mano de un locutor genial de voz grave inconfundible, un comunicador que nos introdujo los fenómenos paranormales y la famosa “Alerta Ovni” a todos los que, como yo, nos interesaban los programas de misterio.

A partir de ahí, empecé a coleccionar revistas: “Más Allá de la Ciencia”, “Año Cero”, libros sobre ufología de la mano de escritores como: J.J.Benítez, Andreas Faber Kaiser, Antonio Ribera, el doctor Jiménez del Oso… Libros de terror de Stephen King, Clive Barker, Peter Straub, Poe… y todos contribuyeron a que me interesara cada vez más el mundo oculto y el género de terror.

 Cuando tuve la oportunidad de saltar a la radio y comunicar todo lo leído y escuchado, lo hice en Radio CoCo. Mi primer programa se llamó “Más allá de los sueños” y lo co presentaba con otro locutor de radio. Mis inicios fueron de madrugada, todos los sábados de 1.00 a 2.00 de la mañana, y contaba con muchos oyentes en aquellas madrugadas.

Perfeccioné mi voz en varios cursos de radio, y me embarqué en otro proyecto, esta vez, de otra de mis pasiones: el cine. Fue un programa realizado en Radio Realidad de Dos Hermanas, con bandas sonoras, comentarios de películas de actualidad, repaso a los clásicos y que tuvo su continuidad en otra radio local en Sevilla capital.

Luego llegó un tiempo que abandoné las ondas por motivos de trabajo.

Lo retomé en la ya desaparecida Radio España de la mano de Mabel Mata, colaborando con un espacio de cine, y donde tuve el privilegio de conocer a Jordi Rodríguez, un fabuloso técnico de sonido y mejor locutor de radio.

En Punto Radio coincidí con Miguel Ángel Cordones y Marcelo Romero, dos genios de las ondas, con un conocimiento de la música y el cine, que dejarían pasmado a Carlos Pumares, y de todos fui aprendiendo un poco más en este apasionante mundo de la radio.

Ahora inicio mi andadura en Internet, y en Radio Betis en el programa “Voces del Misterio”, con unos relatos de terror. Siempre se vuelve al principio, a los gustos más personales, y el mío siempre estuvo ligado al misterio, a las casas encantadas y a los seres de otros mundos. Espero que estos relatos y mi colaboración en Camelot Radio os sirvan para cargaros de adrenalina y podáis disfrutar, tanto como yo, al radiarlos.

 

 


 

PROGRAMAS: 

Cuentos de Terror, La Alcachofa Eléctrica y Especiales Musicales. 

 


 

 

 Merlín el Mago

(Jorge Rodríguez)

Jorge Rodríguez López, alias “Merlín el Mago”, llegó a esta, en ocasiones triste, realidad ontológica, una tarde de abril de 1970, en la más que dudosa, volteriana y maniquea ciudad mariana de Sevilla, hecho el cual le sirvió de condición de revulsiva posibilidad existencial para moldear un carácter contestatario que lo impulsó al estudio de la filosofía, la antropología y la criminología.

Aunque comenzó su carrera artística como dibujante ilustrador, se decantó por la radio. Trabajó durante una exhausta década en diversos medios de comunicación radiados e irradiantes a nivel local y nacional, ganándose casi el ostracismo con los espacios de reflexión crítica  titulados “El hombre silencioso” y “El bombero del atardecer” en la utópicas y desaparecidas Radio América, Radio España, y , desde el plano más puramente estético y contemplativo, como asesor musical del programa “El lobo estepario” y “La Frontera”, ambos dirigidos por Jesús Quintero para Onda Cero Radio, labor que, como en “Star Trek”, le llevó a lugares “donde el hombre nunca ha visitado antes”.

            Admite que se destetó intelectualmente con el taoísmo de Lao Tsé y el meta relato de  Milán Kundera durante una adolescencia más que reprobable. Se licenció licenciosamente en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Sevilla, evitando, como peatón atónito, la lluvia constante de prejuicios germanófilos, metafísicos y camineros que pudiera haberlos habido, aprovechando aquello que menstrualmente le daba alas para volar con el maltrecho pensamiento autónomo del que comenzaba a hacer gala.  Amplió sus estudios con la licenciatura de Antropología Social e inició un sisífico  doctorado sobre la estimulante figura de Carl Gustav Jüng, demostrando sus raíces con el Romanticismo Alemán, añadiendo, para más “inri”, a sus perversiones intelectuales la criminología. Participó con la comunicación “La emergencia de los nuevos mitos en la sociedad eléctrica” en el XL Congreso de jóvenes filósofos, celebrado en Sevilla, y ha participado en todas las “Jornadas de reflexión sobre la violencia” como conferenciante, repitió estrado con la conferencia “La filosofía como profesión poco recomendable” en las “Jornadas sobre Morfología del humor”, donde ha renovado el éxito de crítica y público con las conferencias dedicadas a la obra de Charles Chaplin, “El gran dictador” y, sobre todo,  a la obra catódica y fílmica de los “Monty Python”, de los que es un declarado especialista mundial, demostrando el refrán de que “hay gente pa tó”. Después de esto,  se convierte en el filósofo residente de los irredentos galos  culturales de “Corchea 69”, particular que no se atreven a confirmar públicamente por evitar represalias gubernamentales por dar cobijo a semejante disidente.

            Ha publicado asiduamente en las revistas “Engranajes” y “Bóreas”, evocando estudios sobre M. Foucault, W. Reich y E. Swedenborg.  En la actualidad, y mientras se  cuestiona su condición de ser-arrojado-en-el-mundo, ejerce como profesor de filosofía, psicología y ética  para las bases, en el agitado y alienante mundo de la educación secundaria. Sin embargo su proyecto y obra más importante en la actualidad es su hijo Luís, de apenas tres años, que lo tiene chocho perdido. Cree en el hombre y en sus amigos, que lo consideran una buena persona pero un poco raro, como todo filósofo-antropólogo-criminólogo. Todas las noches le reza a Johnny Cash que está en los cielos para redimir sus pecados. Si se lo encuentran por ahí, denle cincuenta euritos.

 


 

 PROGRAMAS:

Logos 1.0, Logos 2.0, la Alcachofa Eléctrica y Especiales Musicales. 

 


 

              

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?